Volamos con Southwest

Desde hace tiempo tenía ganas de volar con esta aerolínea ya que promete Transfarency (transparencia en las tarifas)
Me sorprendió la calidad de la aerolínea y su modo de trabajo.

Esta aerolínea es la cuarta más grande del mundo y de Estados Unidos, la de mayor operador de B737 y la aerolínea de bajo costo más grande del mundo. Opera una flota de más de 700 aviones y 3600 vuelos diarios, cabe resaltar que en sus más de cuarenta años de operación no ha estado en números rojos ni un solo año.
¿Qué es lo que diferencia a esta aerolínea de las otras?

 

La primera diferencia es que al momento de comprar el boleto tendrás que hacerlo únicamente a través de su página web, no podrás hacerlo en agencias de viajes ni en sus páginas de internet.

No hay selección de asientos, se eligen conforme los pasajeros van subiendo al avión; lo recomendable en esta situación es hacer check-in 24 horas antes del vuelo para asegurar tu turno de abordaje el cual se divide en tres grupos (A, B, C del 1 al 60 cada uno), el abordaje es en fila y por turnos.
Si eres de los que les gusta elegir su asiento con anticipación, la otra opción es comprar un early bird check-in por 12 dólares, te asignan tu ubicación de embarque dentro de las 36 horas previas a la salida del vuelo, o sea, 12 horas antes de que estén disponibles las ubicaciones de embarque generales; ayudándote a obtener el asiento de tu elección.

 

Después de comprar el vuelo de Denver a México, con escala en Houston Hobby por tan sólo 133 dólares, me sorprendí al darme cuenta que esa tarifa incluye dos maletas de 50lb (23kg) cada una. Esto me parece algo realmente destacable ya que hoy en día casi ninguna aerolínea tiene esos beneficios.

Ya en el aeropuerto, con sólo una hora para el vuelo, hice check in sin ningún contratiempo gracias a que el personal de seguridad del aeropuerto de Denver mostró una gran efectividad y amabilidad sin importar que la fila era bastante larga. En menos de 15 minutos ya me encontraba del otro lado, listo para abordar.

El personal a bordo es amable, muy amigable y bastante simpático en su forma de dar a conocer los anuncios de seguridad; el servicio a bordo cuenta con bebidas ligeras, pretzels de cortesía y bebidas alcohólicas por 5 dólares.

Para pasar el rato, puedes aprovechar y leer la revista de la aerolínea que es bastante interesante; cuentan también con canales de televisión y series de cortesía a través de una aplicación móvil y películas con costo. En esta ocasión no utilicé el Wi-fi, pero les puedo decir que el precio es mucho, mucho más accesible que en otras compañías aéreas.

El avión es cómodo con asientos de cuero y buen espacio para las piernas,

Lo que más me llamó la atención fue el programa de afiliación de Rapid Rewards que ofrece vuelos con puntos sin bloqueo de fechas ni restricciones. Su más alta categoría es Companion Pass, para aquellos pasajeros que vuelen más de 100 tramos o junten 110000 puntos en un año, tienen derecho a viajar con un acompañante sin costo de tarifa alguna, sólo pagando los impuestos de todos los vuelos y de todas las fechas.

 

Al final de cuentas, quedé muy satisfecho con Southwest por la calidad de servicio y los precios que manejan. Actualmente cuentan con varios destinos en México, incluyendo la Ciudad de México desde el AICM. Así que en tu próximo viaje a Estados Unidos, no olvides checar lo que Southwest tiene para ofrecerte.

 

Saludos y buen viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *