5 hoteles en México con aguas termales

¡Hola, viajeros!

Las aguas que brotan de la tierra están llenas de beneficios que purifican y relajan al cuerpo. La mejor noticia es que no tienes que ir muy lejos para gozarlas; te mostramos 5 hoteles con albercas de aguas termales, spa y paradisiacos jardines para que puedas escaparte de la rutina:

1.- Termas de San Joaquín

Coahuila

Así es, ¡hay aguas termales en el desierto! La comunidad de La Azufrosa es hogar de las Termas de San Joaquín, un oasis en plena zona árida que ofrece una de las albercas cubiertas más originales del país, al estilo de los antiguos baños romanos. Las bóvedas crean un ambiente único y generan un agradable vapor que libera tu cuerpo del estrés y las toxinas negativas.

2. Hacienda Taboada

San Miguel de Allende, Guanajuato

Los alrededores de San Miguel de Allende son zona rica en pozas termales, a su paso está Hacienda Taboada una finca con vegetación abundante y albercas con aguas termales. Su alberca olímpica es única por el contenido de bicarbonato de sodio que promete retrasar el envejecimiento.

3. Zenti´k Project

Valladolid, Yucatán

Valladolid es un Pueblo Mágico con mucho más de lo que te imaginas, en el centro de la ciudad está Zenti´k Project un hotel de inspiración artística que guarda su mejor secreto bajo tierra: una cueva con aguas termales que garantiza vivir una experiencia mágica. El agua nace naturalmente de esta cueva a 35°C  de temperatura e inunda al cuerpo con bondades terapéuticas.

4. Agua Blanca

Michoacán

Agua Blanca Canyon Resort es un refugio que te aísla de todas las preocupaciones del mundo exterior. Un eco-hotel en la que reconectarte con la naturaleza será tu misión principal. El mayor tesoro de este lugar está en sus aguas termo minerales, que corren de manera natural a 32 C° y pueden disfrutarse en sus albercas y jacuzzis al aire libre.

5. Cosalá Grand

Chapala, Jalisco

A orillas del Lago de Chapala, Cosalá Grand es un hotel que tiene todo lo que buscas en una escapada de la ciudad. Jardines y tres albercas con aguas termales con temperaturas graduales que te permiten acostumbrarte a la sensación para luego ir probando las más calientes, van de los 32 a los 38°C. Comprueba como desde el primer contacto con el agua, el cuerpo se oxigena y los músculos se relajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *