10 Cosas que los extranjeros aprenden en México

¡Hola viajeros!

México es un país de mucho matices, ver cómo los extranjeros se adapten a las costumbres de aquí es un proceso siempre interesante y divertido.

Todos estamos conscientes de que hay extranjeros viviendo en México, es un país hermoso que ofrece mucho más de lo que los mismos nacionales saben, costumbres, culturas, lugares, gastronomía, hay tanto que descubrir… Pero se empieza de a poco y lo primero que aprenden los extranjeros cuando se mudan a México es:

1-Empezar a ver todo con doble sentido


El albur es parte del folclor mexicano, los extranjeros deben aprender a verse bien vivos para evitar que les ensarten una suerte de palabrería de la que todos se van a reír, excepto esa persona que proviene de otro país. Al cabo de unos meses no hay alburero más filoso que un extranjero bien curtido.

 

2- Preguntar si algún lugar es real por su extraño nombre


Es verdad que México tiene una gran cantidad de lugares cuyos nombres están relacionados con lenguas indígenas, lo que los hace difíciles de pronunciar, aparte no es raro que los extranjeros salgan vacilados o albureados cuando se les recomienda visitar algún lugar. A raíz de esto prefieren preguntar sobre cualquier destino extraño. Como Malinalco por ejemplo, se dice que muchos extranjeros dudan de la existencia de este pueblo mágico.

 

3- Aguantan mejor el picante


Los extranjero aguantan mejor el chile (por estas cosas aprenden a alburear tan rápido) con cada comida que consumen. Son pocos los platillos que están exentos de llevar alguna clase de picante en su receta, no queda más que acostumbrarse a la larga.

 

4- Aprender a agarrar correctamente un taco


Identificar a un extranjero en una taquería es sencillo, sólo hay que ver cómo se le cae el contenido de la tortilla por cómo la agarra. Se vuelve peor para ellos cuando se trata de comer parados, tomar el taco, el plato y el refresco a la vez, es todo un arte. Con práctica y constancia cualquier extranjero logra adaptarse como todo un local.

 

5- Pierden el miedo a contraer enfermedades


Usan el agua de la llave para lavarse los dientes, empiezan a comer en cuanto puesto de la calle vean, bueno siempre y cuando emane ese olor que hace agua la boca y consumen verduras recién lavadas.

 

6- Desarrollan amor por la “vitamina T” en el desayuno


Tlacoyos, tamales, tacos, tlayudas, tostadas, tortas, tecolotes, todo queda bien para las primeras horas de día.

 

7- Conocen más lugares que los locales


Es irónico, pero un extranjero que reside en México o vacaciona con frecuencia en este país tiende a recorrer más lugares que cualquier habitante local. Conocen diversos destinos turísticos de un solo jalón, aprovechan su tiempo para conocer todo lo que puedan y bañarse de cultura mexicana.

 

8- Superan el trauma de su primer tequila


El primer trago de tequila significa un ardor impresionante pasando por la garganta, los extranjeros comienzan a pedirlo con limón u otros ingredientes para tolerarlo. Pero aprenden a tolerarlo, o al menos aprenden a esconder bien su cara de dolor.

 

9- El limón toma sus vidas y no lo sueltan más


Va en los tacos, en la sopa, en la carne, la cerveza, en el refresco, en el agua y en los mariscos. El limón combina con todo y en México es muy fácil obtenerlo.

 

10- Se hacen muy cercanos con La Abuelita…


La Tía Rosa, la Costeña, José Cuervo, Victoria, las Marías y se hacen adictos al negrito y a los pingüinos. Productos mexicanos por excelencia.

 

¿Conoces más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *